martes, 11 de septiembre de 2012

BERNARDO ALBERTO HOUSSAY (1887-1971)




NACIO EN BUENOS AIRES EL 10 DE ABRIL DE 1887, HIJO DE UNA FAMILIA ADINERADA DE INMIGRANTES FRANCESES.SU PADRE LLEGO AL PAIS CON TITULOS DE ABOGADO Y DOCTOR EN FILOSOFIA, POSEIA UNA VASTA CULTURA Y ESTABA DOTADO CON UNA MEMORIA TAL QUE PODIA LEER UNA PAGINA ENTERA Y REPETIRLA LUEGO CON ASOMBROSA EXACTITUD.HOUSSAY DEMOSTRO HABER HEREDADO LA GRAN INTELIGENCIA PATERNA, DESDE MUY PEQUEÑO SE AFICIONO A LA LECTURA DE MANERA QUE NO DEDICABA CASI TIEMPO A LOS JUEGOS INFANTILES.
ESTUDIO LOS PRIMEROS 2 GRADOS DE LA ENSEÑANZA PRIMARIA CON DOCENTES PRIVADOS.DESDE SU JUVENTUD FUE UN AVENTAJADO: INGRESO A UN COLEGIO CON LA IDEA DE CURSAR TERCER GRADO PERO A LOS 15 DIAS DE INICIAR LAS CLASES , FUE PROMOVIDO A CUARTO GRADO Y, UN MES DESPUES A QUINTO.A ESTE RITMO TERMINO LA PRIMARIA CON SOLO 9 AÑOS .EN 1900 CON SOLO 13 AÑOS HABIA LOGRADO EL DIPLOMA DE BACHILLER.
CUANDO BERNARDO ESTUVO EN CONDICIONES DE ELEGIR UNA VOCACION , SU PADRE SUGIRIO QUE SE DEDICASE AL COMERCIO, PUES NO POSEIA DINERO PARA SOLVENTARLE A SU HIJO UNA CARRERA UNIVERSITARIA.
HOUSSEY SOLVENTANDOSE EL MISMO, INICIO SUS ESTUDIOS EN LA ESCUELA DE FARMACIA EN 1901 EN LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES, DONDE SE GRADUO 3 AÑOS DESPUES A LOS 17 AÑOS.EXTENDIO SUS ESTUDIOS EN MEDICINA ESPECIALIZANDOSE EN FISIOLOGIA GRADUANDOSE EN 1911 A LOS 23 AÑOS, CON UN RECONOCIMIENTO ACADEMICO POR SU TESIS DOCTORAL EN LA INVESTIGACION SOBRE LA GLANDULA HIPOFISIS.
HOUSSAY CONTINUA UNA LARGA Y ESTRECHA RELACION CON LA INVESTIGACION Y LA DOCENCIA PUESTA AL SERVICIO DEL INTERES PUBLICO.EN 1913, ES DESIGNADO JEFE DE FISIOLOGIA EN EL HOSPITAL ALVEAR , MAS TARDE DIRIGE EL LABORATORIO EXPERIMENTAL EN FISIOLOGIA Y PATOLOGIA Y ADEMAS ES NOMBRADO PROFESOR DE FISIOLOGIA EN LA ESCUELA NACIONAL DE MEDICINA DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES.
MENTOR Y ORGANIZADOR DEL INSTITUTO DE FISIOLOGIA DE LA ESCUELA DE MEDICINA LOGRA IMPRIMIR A LAS ACTIVIDADES DEL MISMO UN NIVEL DE EXCELENCIA INTERNACIONALMENTE RECONOCIDO, EJERCIENDO ESTE CARGO HASTA 1943 DONDE ES SUSTITUIDO POR RAZONES POLITICAS DURANTE EL GOBIERNO DE PERON.

Durante toda su carrera mostró una fuerte voluntad de defender el desarrollo de la investigación científica en Argentina. Permanentemente hizo explícita su decisión de ejercer su vocación en el país, aún cuando recibía ofrecimientos permanentes de distintos centros científicos del mundo que le proponían mejores condiciones de trabajo. Al respecto, Houssay decía: "La ciencia no tiene patria, pero el hombre de ciencia la tiene. Por mi parte, no acepté posiciones de profesor en los Estados Unidos y no pienso dejar mi país, porque aspiro a luchar para contribuir a que llegue a ser alguna vez una potencia científica de primera clase."
En el contexto de esta decisión en 1934 creó la Asociación para el Progreso de las Ciencias, a través de la cual se lograron, entre otros frutos, becas de perfeccionamiento en el extranjero y en el país que fueron aprovechadas por aquellos que mostraron el propósito de dedicarse a investigar en biología.



A partir de 1944 desarrolla una intensa labor de investigación en el Instituto de Biología y Medicina Experimental que fundara con apoyos privados al verse obligado a abandonar la funcion pública.
  Los resultados de su esfuerzo no tardaron en llegar, es cogalardonado en Estocolmo con el Premio Nobel de Medicina y Fisiología en 1947 por sus aportes al conocimiento de los procesos metabólicos de los carbohidratos en el organismo humano y su relacion con la hipófisis.


Privado de todo reconocimiento oficial a su regreso al país por el gobierno del General Juan D. Perón, su inclaudicable vocación le permitió seguir desarrollando una incesante actividad en favor de la docencia médica y la investigación científica. Houssay fue repuesto en su cargo en la Facultad de Medicina en 1955 por el gobierno de la llamada Revolución Libertadora que derroco a Perón.
"Debí hacerme cargo del Instituto de Fisiología de la Facultad de Ciencias Médicas de Buenos Aires. Lo encontré en un estado de inactividad, desorganización y corrupción imposibles de imaginar. Por ahora y por cierto tiempo sólo es posible realizar investigaciones científicas en el Instituto de Biología y Medicina Experimental aunque es pequeño. Tenemos una tarea gigantesca que cumplir, pero nuestro deber es emprenderla con el máximo de nuestras fuerzas" (Houssay, 1955).
En abril de 1958 se retira de la docencia universitaria. Ese mismo año, inició la obra que coronaría sus esfuerzos por la institucionalización de la ciencia en la Argentina,el CONICET, que, creado en febrero de 1958 y bajo su presidencia, había concedido, en marzo, las primeras becas internas.
Esos años fueron de explosión científica: se crearon el Instituto de Tecnología Agropecuaria (INTA), el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), y se reorganizó la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA).
En la apertura de los cursos de la Universidad de Buenos Aires, en abril de 1961, el consejero estudiantil Bernardo Kleiner propuso como modelo de egresado al médico Ernesto Guevara (1928-1967), el Che Guevara, por unir la ciencia del médico a la acción social (Kleiner, 1968, 210-211).
A esa exigencia, Houssay respondió: "Eliminar la intromisión política (partidos nacionales o internacionales) en la Universidad. Como ciudadanos los profesores o alumnos tienen el derecho de intervenir en política, pero fuera del recinto universitario. Las orientaciones y el gobierno universitario son responsabilidades que corresponden a los profesores" (Barrios Medina y Paladini, 264)
Houssay fue tildado de reaccionario cuando, en realidad, manifestaba su amarga experiencia política y el firme vínculo con quienes lo habían ayudado en circunstancias difíciles, esto es, las tradiciones anglosajonas de libertad, democracia y vida universitaria.
Su carrera profesional se vio colmada de reconocimientos internacionales lo que le valieron un premio especial de la Sociedad de Endocrinologia en Londres en 1960 , su incorporacion como miembro de la Academia Nacional de Medicina Argentina, la Academia de Letras, la Academia de Ciencias Politicas y mas de 40 membresias honorarias en las principales academias, sociedades científicas y universidades del mundo. 
En junio de 1966, fue depuesto el presidente civil constitucional y asumió el poder un presidente militar.
Las universidades fueron intervenidas y, en julio de 1966, la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales fue agraviada por la brutal intrusión de la policía.
La comunidad universitaria exigió a Houssay que enfrentase, manifiestamente, esta política. No lo hizo y continuó ejerciendo la presidencia del CONICET. Probablemente, temió por la suerte de este hijo de la vejez en otras manos que no fuesen las suyas.
Pero, en tanto funcionario, expresó, al presidente militar, la reprobación por esos sucesos, y el directorio del CONICET, del cual era el presidente, declaró, con firme moderación, que debían repudiarse. También procuró reubicar a los científicos renunciantes y preservarlos de otras agresiones (Barrios Medina y Paladini, 266-267).
El gobierno militar, por su parte, procuró limitar la preeminencia institucional de Houssay, y creó el Consejo Nacional de Ciencia y Técnica (CONACYT) y la Comisión Nacional de Estudios Geoheliofísicos.
Llegaron, finalmente, los años de declinación física que no quebraron su voluntad de trabajo para una tarea que consideraba inacabada: "Tal vez se quedó demasiado".
Porque, quizás, se había quedado solo pues los discípulos que sentía como los sucesores habían fallecido prematuramente.
En 1970, recibió, con gran alegría, la noticia de que habían conferido  (1906-1987).

Bernardo Houssay murio en buenos aires el 21de setiembre de 1971, habiendo dejado un importante legado entre el que se destaca como uno de los mas trascendentes junto a su Instituto de Biologia y Medicina Experimental el haber intercedido para lograr la creación de un Consejo Nacional de Ciencia y Técnica (Conicet). 
En 1972, la OEA -Organización de Estados Americanos- instituyó el premio Bernardo Houssay para galardonar a los más importantes investigadores del continente americano.





















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada